La fira de Sta. Llúcia. Origen e historia

Es tiempo de ferias y mercados. Cuando asoman las Navidades, en Catalunya cobran protagonismo, las tradiciones como el Tió o las ferias de Santa Llúcia, que junto con la iluminación de  las calles, son todo un clásico en nuestro país. Se celebran por toda Catalunya, pero ¿desde cuándo? ¿cómo? ¿porqué?  LivingTrack os acerca la historia de esta tradición.

Los orígenes documentados

La primera referencia de la feria es del 1786, en los textos de Rafael Amat, escritor catalán (1746-1818), conocido como el Barón de Maldá, en el dietario “Calaix de Sastre” que cita:

Día 13 de Diciembre, Santa Lucía virgen y mártir. Hubo fiesta en la Catedral, en la capilla y en el altar donde se venera la imagen de la Virgen; y fuera, en los claustros, con la feria delante de su calle, muchos puestos de belenes, figuras de barro y cartón, imágenes de santos, pastores, animales…, que hacen que haya multitud de gente,(…). Y dentro de la Seo la gente oye misa y reza a la virgen para que les conserve la vista con la claridad.

fira_de_santa_llucia_6

Esta concentración de comercio también se denominaba “la fira de las mozas” puesto que a ella iban chicas solteras buscando maridos. Estas venían acompañadas de su madre, venían muy arregladas para poder encontrar un pretendiente interesante.

La feria de Santa Llúcia a través de la historia

En el siglo XIX  la fira estaba separada;  de un lado los “pesebres” donde se concentraban casetas, figuras, puentes, fuentes, pozos, molinos, pajares. Esta estaba ubicada en la plaza de la Catedral, en Sta. Llúcia; en la plaza del Pi, en St. Tomás y en la plaza del Born en St. Josep Oriol.
fira_de_santa_llucia_26Por otro lado, los elementos como el musgo y el corcho se emplazaban a la zona de las escaleras
de la Seo. En aquella época se diferenciaba muy bien entre la feria de pesebres y la de las hiervas…. o la feria verde.

Pero la afición por el pesebre creció tanto en la ciudad que al  final ambos comercios acabaron por unirse.

La feria de Santa Llúcia en la actualidad

A lo largo del tiempo la feria a cambiado mucho y mientras en el siglo XIX, se montaban los puestos con una mesa con un gran tablero, unas estanterías con un pequeño toldo impermeabilizado con aceite con una iluminación de petróleo, ahora las paradas son de madera, bien equipadas e iluminadas con luz eléctrica.

La feria suele empezar a finales de Noviembre o principios de Diciembre, con paradas ordenadas por artículos y ubicadas delante de la Catedral. En ellas encontraréis absolutamente todo lo que necesitáis para la decoración de vuestro hogar.fira01

Disfrutad de la feria en familia o con pareja, la feria de Santa Llúcia más importante que se celebra en Catalunya es la de los alrededores de la Catedral de Barcelona y la que se instala en la Sagrada Familia, pero existen otras muchas en Girona, Lleida, Tarragona,  Badalona, Manresa, etc.

La feria de Santa Llúcia fuera de Barcelona

Por ejemplo, el primer fin de semana de diciembre hay ferias especiales de Navidad en Caldes de Montbui, donde hay muchos actos divertidos para los niños: actuaciones y mercado.

También, otra feria muy interesante es la que se celebra en El Masnou, ubicada al patio del CASINO, un sitio cerrado dentro de un recinto al aire libre muy acogedor tanto para los expositores como para quien les visite.

santa-llucia-2011-botiga2-boutique-hotel-barcelona

También en Vilafranca del Penedés, en Canyelles del Garraf, Castellterçol, Mollet,  Premià,  Castelldefels, Cerdanyola del Vallès.

Suelen ser mercados con abetos y corcho pero también de figuras del pesebre, adornos y guirnaldas. También las hay que incluyen una feria de artesanos, y otras aún más diversas. Visitar una feria de Navidad, una feria de Santa Llúcia, es empezar a vivir el ambiente y la magia de la Navidad.

Si os gusta, compartidlo en vuestras redes sociales o en vuestro blog, nos ayudáis a darnos a conocer y a divulgar curiosidades e información. Gracias.

Anuncios