Os hacemos propuesta macabra: Cementerio Montjuïc

Cementiri Montjuïc-EntradaB

Desde LivingTrack, para este fin de semana os vamos ha hacer una propuesta un tanto macabra, pero a la vez interesante. Y, es que pasan desapercibidos, mucha gente los quiere lejos, pero los cementerios en algunos casos son una pequeña ciudad de muerte, llena de historia, misterio y arte.

Es el caso, entre otros,  del Cementiri de Montjuïc  que, se creó a causa de la expansión demográfica que experimentó Barcelona durante la primera mitad del siglo XIX, ya que el recito del Poble Nou se  había quedado pequeño y su ubicación hacia imposible su ampliación. Así se empezó a crear ese cementerio, al estilo ingles, con caminos sinuosos que compensaban los fuertes desniveles naturales del la montaña de Montjuïc.

Se inauguró en 1883 y fue un éxito inmediato entre la burguesía catalana, que se apresuraron a encargar criptas, capillas, panteones y espectaculares esculturas de ángeles llorosos para dejar constancia del poderío familiar.

Aquí están enterrados desde el torero Mario Cabré hasta el compositor Isaac Albéniz, el modernista Ramon Casas, el arquitecto Ildefons Cerdà, dirigentes anarquistas como Buenaventura Durruti o el fundador del F.C. Barcelona, Joan Gamper.

El emplazamiento más significativo es el Fossar de la Pedrera, una tumba común, clandestina en origen, donde los franquistas enterraron a más de 4.000 republicanos y catalanistas a los que ejecutaban sin piedad. Aquí se halla, desde el 1985, los restos del presidente Lluís Companys, también fusilado por el régimen.

El segundo y cuarto domingo de cada mes se organizan tres rutas guiadas de forma gratuita para mostrar los diferentes aspectos del cementerio.

La ‘Ruta histórica’ que  recorre 48 sepulcros pertenecientes a grandes personajes de la ciudad, de los cuales ademas se irán recordando hechos importantes.

La ‘Ruta artística’  trazara un tour por 40 sepulturas, mausoleos y esculturas de alto valor artístico, realizadas entre 1888 i 1936.

Finalmente, esta también la ‘Ruta combinada’, que visita 37 nichos singulares como una muestra del rico patrimonio
de la necrópolis, combinando arte e historia. Las tres, por cierto, empiezan en el museo de la colección de Carrozas Fúnebres.

Durante todo el año se pueden hacer los recorridos de forma libre, entre las 08 y las 18h, con la ayuda de códigos Qr colocados a modo de  juego de pistas LivingTrack en diversos puntos de información. Estos códigos facilitan una breve explicación sobre la historia de cada monumento, datos sobre su escultor y su estilo arquitectónico.

Más información: 

Cementerios de Barcelona y el mapa del cementerio que no es ningún mapa de tesoro LivingTrack, ni nada por el estilo, 😉

Otros cementerios dignos de ser visitados, son:

Cementerio de Poble Nou en la Avda. Icaria, s/n
Metro: L4 Llacuna
Visita guiada gratuitaLa Ruta del Cementerio de Poble Nou consiste en una visita de la Barcelona del siglo XIX. La visita es una breve pero fantástica y evocadora reconstrucción de cien años de historia. Un recorrido que se inicia en 1775, cuando el obispo Clemente bendijo el recinto, y concluye con la Exposición Universal de 1888. El paseo comprende 29 sepulturas debidamente señalizadas.
 La visita se puede hacer por libre todos los días del año de 8h a 18h y guiada el primer y tercer domingo de cada mes a las 10:30h y a las 12:30h.

Ademas dos veces al año, en marzo y en noviembre, hacen una vista nocturna que viene a ser una reconstrucción de parte de la historia de la Barcelona del siglo XIX con personajes vestidos de época y músicos tocando música clásica.

A diferencia de las rutas diurnas, donde se puede observar con detenimiento el patrimonio artístico e histórico, la nocturna es una ruta de sensaciones. Vale la pena.
 El cementerio de Sant Gervasio está situado en la parte alta de Barcelona, se inauguró en 1853 y goza de unas vistas espectaculares de toda la ciudad hasta llegar al mar. Una escalinata central sube hasta la Iglesia que está arriba de todo y lo divide en dos partes. Dando un paseo os podéis topar con la tumba del escritor y poeta catalán Joan Maragall, también conocido por ser el abuelo de los políticos Pascual y Ernest Maragall.
Fuera de Barcelona destaca entre otros el cementerio modernista de Lloret de Mar que conserva un importante legado indiano. La reforma de lo que fue el nuevo cementerio fue impulsada a finales del siglo XIX por un sector de la población que se había enriquecido, y que estaba formado, en su mayoría, por familias relacionadas con las Américas, el comercio de ultramar y la consiguiente riqueza que ello generaba.
Anuncios