Silencio y solitud, 7 lugares para un otoño alternativo

Los amantes de la naturaleza sabemos que después de los calores veraniegos llegan los colores otoñales, es una época perfecta para hacer escapadas, para buscar setas, para observar migraciones de las aves, recoger frutos del bosque, buscar castañas, acudir a ferias gastronómicas, recorrer algún parque urbano o algún sendero y maravillarnos con los colores ocres, rojizos y amarillos, aprovechar esa luz especial,  ideal para practicar la fotografía.colores de otoño puro
En este periodo, hasta que empiecen a soplar con fuerza los vientos invernales, nuestros bosques pirenaicos y próximamente el resto del país se llena de colores, pero también de gente, así, lugares como la Fageda d’ en Jorda,  Sta. Fé del Montseny, muy conocidos por sus bosques, se hacen casi imposibles de disfrutar en solitud y silencio, no tanto así lugares como el Pedraforca o de la cara norte del Cadi, menos concurridos, pero también muy conocidos.

No queremos, con ello, desmerecer otros lugares de gran interés paisajísticamente hablando, como el Cabrerès, Serra de Catllars, bosques de Malanyeu, Gisclareny  o del Gressolet, Val de Toran, Artiga de Lin, entre muchos otros, pero desde LivingTrack os queremos descubrir alternativas a estos lugares tan conocidos. Algunos ya los conoceréis, porque nos consta que nos seguís gente con gran tradición excursionista, pero nos apasiona ofreceros alternativas al turismo tradicional y aquí esta nuestra propuesta.

Nuestro otoño alternativo

 La  Fageda de la Grevolosa (Barcelona)

Un bosque de hayas de lo más espectacular en Catalunya, en  la comarca de Osona (Barcelona). Con  hayas centenarias, impresionante!!!. Una de las más grandes es una anciana que debe rondar los 300 años con un diámetro de casi 6 metros y una altura que supera los 40 metros, vale la pena acercarse a pasear por este bosque.Otoña en la fageda de la grevolosa

Además la zona cuenta con varias excursiones y no en el hayedo, pero cerca… en lo más profundo del bosque podéis buscar “els bufadors” unas pequeñas cavidades que silban dependiendo de la dirección del aire y acabar el día visitando el Castell de Montesquiu, de donde es el protagonista de nuestra ambientación, “el agua de la eterna juventud”

En el valle de Bonabé  (Lleida)

Un tramo de bosque situado entre el refugio del Fornet y las bordas de Perosa es una zona espectacular para disfrutar del silencio y contemplar el estallido de colores en estas fechas.

Vale la pena llegar al Pla de Perosa, un mirador natural con una gran panorámica del valle e ideal para hacer buenas fotos de paisaje otoñal, además cerca están los abetos monumentales llamados de Perosa.

El otoño, además de colores, tiene sonidos propios. en otoño la berrea del ciervoUno, el que más nos ha impactado, cuando lo hemos podido disfrutar es el de los machos de ciervo cuando, en celo,  berrean para llamar la atención de las hembras y poder aparearse. Las fechas ideales para disfrutar de este espectáculo natural son entre la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre. Y la zona de la que os hablamos es uno de los lugares más adecuados para percibirlo. Eso si, sed respetuosos y silenciosos… estamos en su hábitat!!!

El Pla de Boavi (Lleida)

A ver, hablar de este lugar solo para el otoño, desmerece en si este artículo. El Pla de Boavi es un lugar muy interesante todo el año, pero resaltamos su vertiente otoñal en este artículo. El hecho de estar rodeado de grandes montañas le dan a este lugar un gran carácter. En otoño, la paleta de colores que produce la diversidad de especies caducifolias que se concentra, se complementa con el río que surca todo el llano y junto con el silencio y el ganado que acostumbra a campar a sus anchas, hacen que este lugar sea casi mágico, vale la pena un paseo por este rincón del Pirineo Catalàn.El otoño del pla de boavi

En el Bosque de Virós 

Este es uno de los bosques más importantes de Catalunya, por su magnitud, frondosidad y al estar bastante aislado de núcleos urbanos, su estado de conservación es muy bueno. Además, alberga el único hayedo de la comarca. El hecho de existir un hayedo en estas altitudes provoca un gran contraste de colores ya que convive con otros árboles caducifolios como el abedul, el álamo, de roble o el fresno, que adoptan colores más amarillentos, pero sobretodo contrasta con los abetos y pinos que predominan en el bosque.refugi gall fer

Hay un itinerario señalizado que permite disfrutar de la variación de colores con el atractivo de que podéis parar a descansar en el refugio del Gall Fer, para continuar después hasta el mirador de Torredo.

La Rebuira Situado en la Vall Ferrera, entre el Pla de la Farga y el Pla de la Selva, con acceso en coche, este es un gran bosque caducifolio de robles, abedules y avellanos con aspecto un tanto  arisco. Disfrutaréis de este bosque solo hasta mediados de octubre, ya que aquí el clima es bastante más fresco y todo va más deprisa.nieves de otoño en la pica destats

Os recomendamos: Subir hasta el Mirador de la Pica d’ Estats, un buen lugar desde donde observar la cima más alta de Catalunya, donde con un poco de suerte, si ya ha nevado en altura podréis observar la primeras cumbres invernales de la temporada.

Al final de esta pista, de acceso muy lento para turismos, podéis disfrutar de los servicios del refugio de la Vallferrera, que además es la base para ascender la Pica d’Estats por esta vertiente y refugio de paso de la travesía de la Porta del Cel.

El Valle de Siarb

En esta zona podréis observar alguno de los mejores robledales del Pirineo Catalàn, predomina el “roble pubescente” típico sub-mediterráneo, a diferencia del “roble albar”, propio de las zonas atlántica y centroeuropea, también chopos y cerezos. En la umbría se ven algunos álamos dispersos que aportan puntos de color a la extensa pineda. En general es un bosque caducifolio poco intenso, pero os lo hemos querido poner como alternativa tranquila, muy solitario y salvaje, podéis comer y descansar en el refugio de montaña de Les Comes de Rubió. Encontraréis el máximo apogeo otoñal desde la segunda quincena de Octubre hasta la primera de Noviembre.

No os perdáis el mirador de Rubió y en la zona vale la pena descubrir el pueblo abandonado de la Sant Creu de Llagunes.

sant creu de llagunes

También es una buena zona para descubrir la berrea del ciervo, hay empresas especializadas en ello que os asesorarán y os guiaran para disfrutar del espectáculo.

La Fageda del Retaule

Ports de Beseit (Tarragona) El hayedo más al sur de Europa, y declarado Reserva Natural. Un bosque situado a unos 1.200 metros de altitud, al inicio de un pequeño barranco orientado de tal manera que favorece la entrada de aires húmedos del cercano Mediterráneo, lo que provoca un microclima especial, con  bastantes lluvias y persistentes nieblas incluso en verano.

En este bosque podremos observar otro de los abuelos de Catalunya, el Faig Pare estampa otoñalmajestuoso “Faig Pare” con una edad que debe estar por los 250 años, con 25 metros de altura y unos 4 de diámetro en su base. Vale la pena acercarse a este hayedo y disfrutar del Parque de Ports de Beseit, en
donde hay mucho por descubrir, como los Estrechos de Arnés, las Rocas de Masmut y pueblos con encanto o rutas culturales.

Algún día escribiremos un artículo especializándonos en esta zona, que tanto nos puede aportar a nuestra manera de aportaros intereses.

Si os ha gusta el artículo compartidlo, nos ayudáis a dar a conocer toda nuestra información y si os sentís identificados con nuestra filosofía seguidnos en Facebook

Gracias y un saludo

Anuncios