La Rambla dels Caputxins, 3 curiosidades que quizás no sepáis

Nos queda poco por recorrer en las Ramblas, después de La Rambla de  Canaletas, la de Las Flores y la Dels Ocells nos toca el tramo denominado “dels Caputxins” aunque también es conocida como la Rambla del Centro, del Medio o de las Comedias. Este tramo fue un de los más importantes durante el principio del siglo XX y encontramos varios lugares de gran interés, tanto que requerirán un artículo hablando exclusivamente de ellos, destaca el Gran Teatro del Liceo, el Palacio Güell o la Plaça Reial. Además de hoteles, cafeterias y demás establecimientos comerciales, algunos de ellos de los más lujosos de la época.

Vamos con algunas curiosidades

  • Parc-Joan-Miró¿Os habíais fijado que a partir del Pla de la Boqueria hay una parte del pavimento decorado? es una obra de Joan Miró,  pero como curiosidad, que es de lo que aquí hablamos, sabed que esta obra de Joan Miró es parte de un regalo que este se comprometió a hacerle a la ciudad cuando, en 1968 aceptó el encargo de hacer el mural del aeropuerto que daría la bienvenida a los viajeros que llegarán por avión. Entonces se comprometió a dar también la bienvenida a los viajeros que llegaran por mar, con este “pla de l’os” de 1971 que ilustra este artículo y por tierra con la escultura “Dona i ocell” de 1982 que podéis observar en el Parc Joan Miró. Podéis saber un poco más sobre esto en este artículo de La Vanguardia.

Mural del aeropuerto de Joan Miró

  • ¿Sabíais que el Hotel Orient, que data de 1842, es el más antiguo de la ciudad? Sorprende en su interior el  claustro del antiguo colegio de Sant Bonaventura.  Encontramos también el Cafè de l’Òpera, una de las cafeterías más antiguas que se conservan en la ciudad, fundada el año 1929.
  • teatre principal En aquella época un café costaba 35 céntimos de las antiguas pesetas. Era una época en la que Las Ramblas eran un verdadero escaparate de la ciudad y estos establecimientos eran un gran reclamo turístico. También podemos ver el Teatre Principal, el más antiguo de Barcelona y uno de los más antiguos del Estado Español. Aunque no consta con este nombre hasta 1868, sabemos que en el año 1667, se inauguró un pequeño teatro con capacidad para unas 800 personas.
  • Farola de GaudíMuy cerca, en medio de la Plaça Reial, deberíamos encontrar una estatua ecuestre del rey Fernando VII, aunque según nos informa uno de nuestros seguidores, también cabe la posibilidad de que se proyectara una estatua equestre de bronze de Fernando el Católico. Según nos explica: provisionalmente se colocó una estatua de escayola pintada en bronce hasta que se hiciera la metálica, pero la pintura duró muy poco, la estatua fue mal trecha a pedradas y el ayuntamiento tuvo que retirarla, finalmente se olvidó el proyecto y se construyó en su lugar la actual font de les Tres Gràcies.  Pero, ¿sabíais que las farolas centrales de la plaza fueron diseñadas por un joven  Antoni Gaudí en 1878? Esta plaza ha perdido gran parte del señorío de antaño, sustituido hoy día por establecimientos de ocio y gastronomía con mucha terraza, restaurant, discoteca, cervecería… En el tramo de plaza que da a La Rambla, hay el antiguo Hotel Quatre Nacions. En esta fachada había también,  a principios del siglo XX,  la Sociedad  de Tracción de Forasteros, dedicada a promover el turismo.

Así pues, Barcelona siempre ha buscado la manera de atraer al mundo hacia sus calles y los turistas siempre han tenido curiosidad por esta calle y grandes e ilustres nombres como los escritores Stendhal o Hans Christian Andersen, han paseado por ella.

Si te gusta este artículo compártelo en tus redes sociales, si te gusta nuestro blog síguenos e irás recibiendo nuestras publicaciones en tu mail.

Anuncios